ALCACHOFA

2019-09-18T13:27:20+00:0030 septiembre 2018|Gastronomía y cultura, Productos|

Alcachofa: Cynara scolymus

Descripción

La alcachofa es una hortaliza que tiene flor grande, de tipo cardo, parece un capullo redondo de una flor sin abrir. Sus hojas son muy apretadas y de color verde, morado o bronce. Es importante que las hojas  tengan un color bien brillante, y que además sea toda ella compacta y pesada. La parte comestibles es el corazón pero también la base de las hojas. El corazón tiene una parte de pelusa que no se debe comer. Su sabor resulta ligeramente amargo.

Origen y procedencia

Típica de la cuenca mediterránea, los romanos y los griegos ya conocían sus propiedades, pero fueron los árabes en la Edad Media quienes la introdujeron en Europa Occidental y mejoraron sus variedades de cultivo. Actualmente, Italia y España son los mayores productores.

Variedades

En Francia: Bretaña: grande, redonda y pesada. Laon: grande y de color verde. Provenza: de color violáceo.

En España: • D.O. La Blanca de Tudela • D.O. Benicarló

Nutrición

Muy rica en potasio y magnesio, es energética, tonificante y estimulante.

Cualidades naturales

Beneficia al sistema nervioso, y se puede utilizar para combatir trastornos intestinales, diarreas crónicas y acidez. Estimula la producción de bilis en el hígado y estimula la digestión. Regenera las células dañadas del hígado. Facilita la eliminación del colesterol. Tiene efectos diuréticos saciantes. Favorece la disminución de azúcar en sangre. Aumenta el tránsito intestinal. Previene la aparición del cáncer de colon y de mama.

Mercado, trucos y curiosidades

Si tiene manchas marrones es que ha perdido su frescura.

Para evitar que se ennegrezca se le puede rociar con unas gotas de lima o de limón.

En la cocina

Cruda: los corazones de las alcachofas tiernas son excelentes para elaborar ensaladas, aliñados con aceite de oliva y lima. Su sabor es suave y agradable.

Asada: tanto al fuego (brasa) como al horno. En estos casos no hay que despojarla de sus hojas exteriores, puesto que ayudan a conservar la humedad interna durante la cocción.

Hervida o al vapor: Se cuecen sin sus hojas externas. La cocción en agua dura unos 35-40 minutos El caldo se puede aprovechar para caldos o sopas.

Recetas

Alcachofas con almejas